viernes, 29 de agosto de 2014

OÍR O ESCUCHAR? UNA MIRADA AL #ICEBUCKETCHALLENGE

¿Has visto últimamente algún vídeo de una persona tirándose un cubo de agua fría por encima? Yo fui nominada en la iniciativa solidaria "ice bucket challenge", o el "cubo de agua fría". 
A raíz de esta nominación, me planteé los pros y los contras de participar en una campaña solidaria de este tipo, que es poco común en nuestro entorno. 

El #icebucketchallenge se gesta en la asociación ALS (Amyotrophic Lateral Sclerosis), nace en los EEUU con una rápida difusión por todo el país y traspasa fronteras hasta llegar a nuestras fronteras. Esta iniciativa consiste, según la página web de la Fundación Miquel Valls, en colgar un vídeo tirándose un cubo de agua helada por encima, antes de hacerlo hay que nominar a tres personas para que también lo hagan. Si estas personas no hacen el video, deben hacer un donativo a una organización que luche en contra la ELA. 
Mireia Siles es periodista, bibliotecaria y responsable de comunicación durante 6 años de la ONG Sida Studi, nos explica sobre el funcionamiento de las ONG lejos de nuestras fronteras:

Fuente: @therealbanksy
Los Estados Unidos son los reyes de este tipo de campañas. Allí no existen las ONG como las conocemos aquí, sino que las fundaciones y organizaciones no lucrativas basan su financiación en las donaciones y el mecenazgo. En España, desgraciadamente, las asociaciones dependen principalmente de las subvenciones públicas, unas subvenciones que con la crisis de los últimos años han disminuido y han obligado a cerrar a muchas de estas entidades. Las campañas donde se pide la participación de famosos son muy habituales en Estados Unidos y se han extendido al resto del mundo. La aparición de una cara conocida en un anuncio visibiliza una problemática a la vez que humaniza el personaje público que da la cara y ayuda a recaudar dinero. Hasta aquí todo correcto. El problema es que con las apariciones de las redes sociales todo se globaliza y se viralizar rápidamente, lo que puede contribuir al éxito de nuestra campaña pero que también la puede hacer derrumbarse.

Los partidarios de participar en esta iniciativa afirman que es una buena forma de dar a conocer una enfermedad tan grave y desconocida como la ELA. La Esclerosis Lateral Amiotrófica es una enfermedad neurodegenerativa que afecta a las neuronas motoras del cerebro y médula espinal y por la que no existe actualmente un tratamiento curativo. El hecho de dar difusión a esta patología y a las asociaciones que luchan por conseguir fondos económicos y humanos para la investigación y ayuda de personas afectas de esta patología, parece un motivo más que razonable para participar en una campaña así. 
La web del ALS Association informa en fecha del 27 de agosto que ha recibido 94,3 millones de dólares en donaciones. Esta asociación recibió 2,7 millones de dólares durante el mismo periodo del año pasado (del 29 de julio al 27 de agosto). Añaden que estas donaciones provienen de 2,1 millones de nuevos donantes. 

Sin embargo, en los últimos días han aparecido voces disonantes en las redes sociales que ponen luz a otra visión de esta iniciativa. Mireia nos intenta explica esta otra visión de la campaña: 
En algunos círculos se ha cuestionado la campaña desde el punto de vista de que los famosos se apuntan a hacerlo "para quedar bien" pero luego no se sabe si realmente dan el dinero. Para contrarrestar, algunos personajes públicos le han dado la vuelta a la campaña, como es el caso de los actores Patrick Stewart y Charlie Sheen en estos vídeos. 
  Quizás debido a que es verano, me sorprende el nulo debate que ha generado esta acción a nivel asociativo español. Gracias a mi experiencia profesional, y quizás estoy equivocada, pienso que se está llegando a unos niveles donde se banaliza la solidaridad, donde no se está enseñando a las personas a ser consciente de un problema sino que simplemente se busca la viralización de una acción para que se hable durante unos días de una determinada asociación, y con un poco de suerte, de la enfermedad. Pero... ¿es eso lo que está pasando? O... ¿sólo se está hablando de los personajes y los vídeos que hacen? 
Mireia Siles nos hace una última reflexión muy interesante: Creo que las ONG de aquí deberían posicionarse en esta acción y difundirla. También es cierto que tal vez lo hubieran hecho si existieran canales informativos especializados para ello, pero desgraciadamente, el portal de noticias canalsolidario.org cerró este julio. ¿Por falta de financiación? Quizás deberíamos hacer un Ice Bucket para abrirlo

A raíz del #icebucketchallenge se abren algunos debates interesantes:
¿Qué uso damos a las redes sociales?
¿Qué poder en la difusión de un mensaje tienen las redes sociales? 
¿Cómo se planifica una campaña para llegar al objetivo principal de forma efectiva?
¿Cómo de vulnerables somos nosotros, nuestra imagen y nuestras acciones cuando estamos en el mundo 2.0? 
¿Cómo vive la solidaridad la sociedad en la que vivimos...? 


Y tú, ¿qué opinas...?


video




No hay comentarios:

Publicar un comentario