jueves, 11 de julio de 2013

REFLEXIONES DE UN MÉDICO DE CABECERA

Post firmado por JORDI MESTRES



Pues dentro de poco hará dos meses que terminé la resistencia, perdón quiero decir la residencia, no negaré que fue una etapa dura pero a la vez emocionante y muy motivadora. Tengo que decir que aunque el panorama, trabajo va saliendo, pero que quieres que te diga, trabajos emocionantes y motivadoras ... va a ser que no, más bien voy picando de aquí y de allá sin rumbo ni sentido. El resto de la gente que conozco, pues más de lo mismo, así que debe ser un problema sintético.

Hay una cosa que me ha llamado la atención, cuando entregas tu CV la mayoría hace una sonrisa entre "pobre desgraciado" y "pena que me das", cuando la envías por correo electrónico es raro que alguien se digne a contestarte un triste mail diciendo que la han recibido, si pasas a hacer una entrevista dan por hecho que cogerás cualquier trabajo aunque no sepas las condiciones laborales, ni el horario, ni el sueldo, ni las funciones básicas y si lo preguntas se quedan como descolocados. Cuando pasas a formar parte de una bolsa de trabajo oficial, la mayoría de tu propio valor añadido no se tiene en cuenta y no computa para los méritos, eso si el nivel C de catalán puntúa a tope (y que conste que yo soy más bien catalanista)

Qué queréis que os diga, sinceramente creo que en este país hay talento a chorro, pero parece que nos hemos decidido a exportar y venderlo en medio mundo, ahora el próximo comprador parece que será Brasil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario